Archivos para las entradas con etiqueta: apple

El pasado primero de septiembre dentro del Keynote 2010, Steve Jobs presentó la “primera red social musical”. Ha pasado medio mes, y hasta el momento Ping no ha tenido la acogida que se esperaba, a pesar que en Apple todos están contentos con su nueva herramienta. Pero, nosotros los usuarios, ¿estamos listos para Ping-ear? (Si usamos Twittear y Facebookear, por qué no).

¿Qué tan buena es Ping? ¿Qué tan efectiva es para los músicos? ¿Competirá firmemente con Facebook y Twitter? Esas son las preguntas que espero responder en este post.

Hay que decirlo, es un gran avance en el mundo de las redes sociales y conlleva una transformación de la manera en que disfrutaremos de la música que más nos gusta. Utiliza los instrumentos ya conocidos por los usuarios de las redes sociales, lo cual le permite tener un mayor reconocimiento en cuanto a su uso, como el “Like” de Facebook, o la actualización en mensajes cortos de lo que estamos haciendo actualmente como en Twitter, subir videos, fotos, etc.

Sin embargo, tiene grandes restricciones que por ahora hacen de Ping un competidor muy débil en contra de los gigantes de la interacción social. Uno de los seguidores de Mark Zuckerberg, el creador y dueño de Facebook, le escribió en su perfil de Ping “nothing to worry about here… Ping kinda sucks.” (nada de qué preocuparse… Ping apesta). Y es que hasta el momento, apesta.

Para empezar tiene una restricción enorme. Tan solo puede ser utilizada en 23 países donde está disponible iTunes Store, mientras que Facebook tiene penetración incluso en África, un mercado poco explorado por las compañías de Social Media. Por ejemplo, la mayoría de los amantes de Apple y además de las redes sociales en Latinoamérica no lo pueden usar (excepto México que sí tiene iTunes Store). Pero, digamos que todos nosotros vivimos en algunos de esos 23 países selectos. Si usted nunca ha comprado nada en el iTunes Store -o no piensa hacerlo- no podrá usar Ping, ya que el ingreso a la red se hace a través de su conexión con la tienda. Esa conexión del usuario con la tienda se realiza con una tarjeta de crédito válida. Surge, entonces, una pregunta interesante, ¿acaso el usuario debe pagar (así sea indirectamente) para formar parte de una red, o es la misma red la que debe facilitar la interacción de la comunidad?

A pesar que Steve Jobs quiso promocionar su red desde un comienzo con la reina de las redes sociales, Lady Gaga, cometió un error al apresurarse a lanzar su red sin tener una camada de artistas listos para que sus ávidos seguidores les dieran “Like”. El día que lanzaron Ping, tan solo 14 artistas hacían parte de la red. Pudo más las ganas de generar prensa en su favor.

Otro factor que jugó en su contra, es irónicamente, el nombre de la red. Aunque Apple pidió permiso para usarlo nombre, Ping es una empresa de artículos de golf que nada tiene que ver con la industria de la música y puede llegar a confundir a los usuarios. Si usted escribe “Ping” en un buscador, la primera página que va a aparecer es Ping.com, la empresa a la que estamos haciendo referencia. Incluso, puede generar confusión con el buscador de su competencia más fuerte en todo nivel, el Bing de Microsoft.

Ping empezó con una dificultad muy grave dentro del mercado que está incursionando, problemas de identidad. Volviendo a Zuckerberg, en el momento en que Jobs activó la aplicación ya existían dos perfiles del creador de Facebook; uno que decía que era el creador de Facebook y otro, simplemente mencionaba sus gustos musicales. Resulta que el Zuckerberg de verdad era el segundo, que además ni siquiera tenía foto. Incluso, así el usuario no lo desee, todo el mundo que esté en la red puede ver sus nombres y apellidos completos.

El de arriba (sin foto) es el verdadero Mark Zuckerberg

Otro defecto que ha calado fuertemente en los expertos de Social Media es el hecho de que el usuario solo puede like a tres géneros musicales. Mientras que en otras redes se puede seguir a cuanta página, grupo o género le guste, en Ping solamente puede señalar que le gustan tres ritmos musicales.

Además, Ping no interactúa con las listas de reproducción que el usuario tiene en iTunes. Así que para que sus amigos y/o seguidores sepan que le gusta ésta u otra canción, el usuario deberá hacer clic en “Like” (como si estuviera en Facebook), pero los demás nunca sabrán qué está escuchando realmente.

Ahora, muchos detractores de la red señalan que hoy en día todo el mundo puede compartir música por cualquier página web o red social sin necesidad de conectarse a un programa de computador. ¿Por qué no pensaron en lanzar Ping a través de una página web? Bien, la respuesta es simple. Quienes somos seguidores de los productos de Apple, sabemos que a la empresa le gusta controlar todos sus artículos desde un mismo lugar. Además, la estrategia de mercadeo es más que interesante para Apple, ya que podrá saber cuáles son los gustos de sus consumidores en el iTunes Store y qué artistas les gustan más, generando así aplicaciones y/o herramientas específicas para esos gustos.

Otro problema con el que se enfrenta Apple son las compañías disqueras, que más temprano que tarde tendrán que ceder a los requisitos de Apple para promocionar sus artistas en Ping. De esta manera, puede ser una herramienta muy valiosa para los artistas independientes, quienes muchas veces por el afán de darse a conocer, no les importa qué deban hacer. Ahí es donde debe estar el mercado estratégico de Apple, conquistar estos artistas que buscan llevar su música a la mayor cantidad de consumidores posibles.

Con eso en mente, ¿qué pasará con MySpace? Esta red se había convertido en la red musical por excelencia, y era en lo único que se estaba enfocando. Con la aparición de Ping, MySpace podría hundirse más aún. Está claro que el atractivo de pertenecer a una red que tenga el apoyo de Apple facilitará la exposición de los artistas y les dará una especie de “status” superior en comparación con quienes se queden sólo con MySpace, sobretodo en el mercado estadounidense y europeo, los más fuertes de la industria musical.

Yo me considero un fanático de los productos de Apple. Cada vez que entro a un Apple Store juego con cuanto hardware me ponen en frente. Tengo un MacBook del cual no me puedo quejar y me parece el mejor computador jamás creado. No tengo un iPhone, porque a pesar de sus capacidades multimedia, siento que le hacen falta muchas otras facilidades que tiene BlackBerry, por ejemplo. La idea de esta entrada no es acabar con Ping, ni que ustedes se decepcionen de la red. Me parece una idea fabulosa, que tiene una capacidad enorme dentro del mercado… sin embargo, deberá mejorar.

Tiene una ventaja grandísima, y es que cada vez que uno descargue iTunes (la versión 10 es la más espectacular hasta la fecha y la recomiendo) tendrá Ping pre-instalado. Es una red cuyo crecimiento no depende directamente de los usuarios, sino que su éxito depende exclusivamente de los artistas. Sin artistas comprometidos con Ping, la “red social musical” no es nada. Por ello, Apple deberá enfocar sus estrategias en conquistar la mayor cantidad de artistas, en especial los independientes, como lo mencioné antes. Esperemos que no le pase lo mismo que a Google con Wave, porque Ping tiene un atractivo único, el cual puede mejorar sustancialmente con la eliminación del requerimiento de la tarjeta de crédito, y una sincronización directa con las listas de reproducción y la música que el usuario tiene en iTunes.

Anuncios

Ya todos hemos visto las virtudes de los nuevos – o mejor – renovados productos de Apple. Ayer Steve Jobs, quien por cierto se ve muy delgado y desmejorado de salud (ojalá me equivoque), le mostró al mundo la renovación más grande en la historia de la línea de iPods. Asimismo, presentó su red social, Ping, e impulsó fuertemente el producto que menos resultado le ha dado a la compañía, el Apple TV.

Comenzó por introducir las nuevas prestaciones que tendrá su sistema operativo móvil, iOS. Interesantes, sí, sobretodo la funcionalidad para imprimir inalámbricamente… pero se estaba demorando, y lo que no me quedó muy claro fue para qué presentó dos sistemas a la vez. En fin. Lo mejor es que los usuarios de iPhone, iPad y iPod Touch podrán descargarlos gratis.

Después, Jobs pasó a la presentación de los nuevos iPod. El shuffle, sin lugar a dudas es más práctico y mucho más funcional. El volver a la rueda de botones es un acierto imprescindible, ya que el habérsela quitado a la tercera generación del reproductor más pequeño del mundo, fue un error que le costó caro a Apple en cuanto a ventas se refiere. Sin embargo, se quedó con las 2GB de capacidad, al menos su predecesor llegaba hasta 4 GB. ¿Por qué solo 2? Eso NO nos lo dijo.

El nano se vuelve touch

El iPod nano fue el producto que sufrió más cambios para esta temporada, pues su tamaño se redujo en casi 50%, y tiene un poco más de 30 pulgadas que el shuffle. Según Jobs, para que el dispositivo sea mejor era necesario quitarle los botones. Es decir, lo que funciona para el shuffle, no funciona para el nano. Su pantalla multi-táctil es sin lugar a dudas una renovación muy interesante, y que a simple vista llama muchísimo la atención. El presidente de Apple dice que incluso se podrá usar como un reloj de mano, y seguramente la gente empezará a usarlo de esa manera.

No les voy a mentir, me gustó mucho el iPod nano de sexta generación. Tiene un diseño muy interesante, muy llamativo, es muy práctico y muy funcional; creo que es lo que debe tener todo dispositivo móvil.

Hay dos cosas que no comparto o no me quedaron claras, porque Steve Jobs NO nos lo dijo. Él destacó todas las bondades de este nuevo dispositivo, pero lo que NO dijo es que le habían quitado la capacidad al nano para reproducir video. Sí, yo sé, yo tampoco me di cuenta ayer en la presentación. Espero estar equivocado, pero en la página de Apple sobre las especificaciones técnicas del nano no dice absolutamente nada acerca de video playback. Quizás sea por la pantalla tan pequeña, o porque Jobs se enfocó en crear un reproductor que se adaptara al ejercicio físico (entiéndase, su convenio económico y alianza estratégica con Nike), pero sin lugar a dudas, es un punto en contra del iPod nano, que alguna vez fue el más vendido de la compañía.

La otra situación que me desanimó un poco fue su iOS. Una versión menor que la que utilizan los productos móviles superiores de la empresa. Se esperaba que tuvieran el mismo sistema operativo, con la facilidad de poder utilizar el App Store en el nano, pero ese deseo (propio también) quedó resumido en un iPod touch sin aplicaciones. Sin embargo, por cuestión de costos, creo que lo compraré… ¡ah! y lo usaré como manilla, y quizás me compre el kit deportivo Nike+iPod. Después de todo, si lo voy a comprar, debo sacarle el jugo.

Un dispositivo móvil que lo tiene todo, menos teléfono

Después, Jobs presentó el reproductor multimedia más espectacular del mundo. Y ahora si que el iPod touch es un iPhone sin teléfono. En un post anterior les anticipé los rumores sobre lo que iba a suceder ayer, pero sinceramente no pensé que Apple le fuera a incluir FaceTime al iPod touch, sobretodo porque con en el iPhone era necesario tener un número de teléfono activado para utilizar la aplicación. Eso significaba más ventas para el iPhone y que con sus socios estrátegicos en Estados Unidos y otros países (como Japón), donde hay exclusividad de operadores telefónicos para el iPhone, se incrementara la demanda. Ahora solo será necesario tener un nombre de usuario (Apple ID) y una dirección de correo electrónico. Quienes compren la próxima semana el iPod touch 4 podrán realizar videollamadas entre iPod touch a iPod touch, y entre iPod touch a iPhone 4; funcionará tal como Skype, u otros programas similares. Es muy posible que tras este avance Skype lance una nueva versión de su software para iOS, que dé pie por fin a videollamadas en este sistema con este programa.

A decir verdad, me encanta el nuevo iPod touch y me gustaría comprarlo mucho más que el nano. Lo único es que necesito que más gente tenga iPhone o el nuevo touch, mientras que Skype desarrolla su tecnología adaptada al iOS 4. Lo otro a tener en cuenta, es el precio. Antes costaba 199 dólares, pero ahora aumentará en 30.

De la misma manera Jobs anunció la versión mejorada de iTunes, su nuevo logo (curiosa la explicación) y su propia red social, Ping. Es muy interesante y muy práctica también, pero a la vez muy restringida; les dije que “peligrosa” también. Ya lo discutiremos en el siguiente post.

Finalmente, Apple TV, un servicio que no le había funcionado para nada a la compañía, se lanzó ayer con toda la artillería para arrazar con el alquiler de películas, la televisión digital y hasta con los equipos de entretenimiento casero. Con Apple TV se podrán alquilar programas de televisión desde 99 centavos de dólar, únicamente de las programadoras ABC y FOX (tarde o temprano las demás caerán en la telaraña de Jobs). Incluso, podrán alquilarse películas por tan solo $4.99 dólares. Y a juzgar por lo que se vio ayer, Apple va a impulsar éste mucho más que sus demás productos.

El mundo según Apple

Apple amplía cada vez más su presencia en todos los mercados del entretenimiento:

Computación: no hay nada que decir acá. Tenga o no tenga un Mac, no cabe duda que son los mejores computadores que hay, en todo nivel. Además, aunque no soy un fanático acérrimo del iPad, es una tablet impresionante, y aunque todavía le hacen falta ciertas prestaciones, estoy seguro que Jobs las mejorará pronto.

Música: el iPod le salvó la vida a la compañía, y es el reproductor de música más vendido en el mundo. Y de la misma manera, iTunes hizo pensar de nuevo la industria musical.

Videojuegos: aunque es lo único que le hace falta a Apple en su línea de productos, una consola, no se me haría extraño que estén pensando en ello (o acaso para qué lanzó GameCenter, junto con el iPod touch). Sin embargo, tenemos el iPod touch, iPhone y ahora iPad, dispositivos multimedia capaces de competir con cualquier consola portátil. Así lo confirmó ayer Jobs, al asegurar que el iPod touch le gana la batalla al Nintendo DS y al PlayStation portátil.

TV digital, teatro en casa y alquiler de películas: con AppleTV.

Redes sociales: ya hablaremos en el próximo post acerca de Ping (la estoy probando para poderles hacer una mejor descripción del servicio). Incluso tocaré un poco el tema de los retos que tienen ahora las compañías disqueras, que cada vez más tienden a convertirse en organizadoras de conciertos y managers de artistas.

Ya veremos qué pasa en enero cuando se realice el Macworld 2011 en San Francisco. ¿Qué nuevas manzanas nos propondrá Jobs para morder? Sabremos entonces.

¿Cuántas veces Apple lo ha puesto a pensar diferente? La compañía de Steve Jobs, quizás una de las más innovadoras de los últimos años en el ámbito de la tecnología (bueno… y de todo lo demás), ha revolucionado el mercado con el iPod (el cual salvó su empresa de la quiebra), iTunes, sus poderosas computadoras, el iPhone, y recientemente un iPhone con esteroides, el iPad.

El próximo miércoles, primer día del mes de septiembre, Steve Jobs saldrá a la arena pública con mejores innovaciones de los productos Apple. En primer lugar se rumora que saldrá al mercado el iPod nano de sexta generación, el cual tendrá reformas considerables. De acuerdo con información no confirmada de diferentes medios y desarrolladores de accesorios para iPod, Apple lanzará el primer iPod nano Touch, es decir con pantalla táctil. La supuesta pantalla del nuevo iPod nano será de 3 cm x 3 cm (casi un tercio de las dimensiones del iPod Touch), y permitirá mayor facilidad a la hora de ubicar los archivos y música deseada. Por supuesto, esta innovación erradicaría la rueda de clic del iPod tradicional.

Las ventajas que traería esto a los amantes del iPod es que el dispositivo sería de un tamaño inferior al actual, para ajustar su pantalla táctil cuadrada. Además, para que funcione adecuadamente, podría sustituir el actual sistema operativo (OS: Operative System) de los iPods (exceptuando el Touch), el cual es una mezcla entre Mac y Pixio, por el iOS que se utilizan en el iPod Touch, iPad y el iPhone. Esta característica sería quizás la más interesante, ya que permitiría a los usuarios del iPod nano acceder a las casi 250,000 aplicaciones disponibles en el Apple Store.

iLounge, Macrumors

Los rumores de este pequeño, pero muy útil, iPod nano nacieron tras la revelación de unas fotografías que muestran las carcasas (fundas protectoras) para el posible iPod nano de sexta generación, de una compañía asiática. Allí se pueden observar también las coberturas para el iPod Touch de cuarta generación.

iLounge y Macrumors informaron que el iPod Touch de cuarta generación también sería anunciado dentro del Keynote 2010, un evento musical organizado por Apple cada año. Este dispositivo contaría con una cámara frontal (en la imagen se puede ver un hoyo en la parte superior derecha de la aparente carcasa), y además tendría la capacidad de utilizar FaceTime, la misma aplicación para realizar videollamadas en el iPhone 4.

Con el teléfono inteligente de Apple sólo se pueden llevar a cabo este tipo de conversaciones si ambas personas tienen iPhone, pero la supuesta innovación en el iPod Touch le daría la posibilidad a los usuarios de utilizarla con programas como Skype. Se ha dicho incluso que podría incluir una ranura para alojar tarjetas SIM (como las de los celulares) para funcionar no solo con redes Wi-Fi o por Bluetooth, sino también en redes 3G. De esta manera el iPod Touch se convertiría en una herramienta poderosa (sin teléfono como el iPhone) que permite conectarse desde cualquier lugar del mundo.

La estrategia de marca de Apple en esta ocasión, volvería a romper con todos los pronósticos, pero las posibles innovaciones no terminan ahí. iTunes se convertiría en una especie de red social, ya que los usuarios podrían compartir la música que más les gusta y recomendarla a sus amigos en cualquier parte del mundo, a través del reproductor y el iTunes Store. Además con la compra de Lala, un servicio de streaming (distribución y transmisión de música o de videos a través de Internet – ej.: emisoras de radio online y podcasts), Apple podría utilizar esta misma tecnología en su reproductor bandera; algo que los usuarios han estado esperando por mucho tiempo. De esta manera el imperio de Apple, Inc. en cuanto al mercado musical sería inalcanzable.

Imagen de la invitación de Apple al Keynote 2010

También se anunciará en el Keynote 2010 (y ésto parece estar confirmado) una nueva versión de Apple TV, a llamarse iTV. A través de éste se podrán alquilar películas y programas de televisión desde $0,99 dólares, utilizando el iOS que utilizan iPhone, iPod Touch y iPad, dándole acceso así al Apple Store.

De la misma manera, parece que Apple lanzará al mercado la nueva versión de iLife, que consiste en programas de edición y organización multimedia como iDVD, iPhoto, iWeb, iMovie y GarageBand. Aparentemente se descontinuará el programa para crear DVDs y será reemplazado por un “software misterioso”, así como una versión completamente diferente de iWeb. La más reciente versión de esta suite se lanzó a comienzos de 2009, y ésta podría llamarse iLife ’11.

Los rumores acerca de Apple siempre son interesantes para revisar e interminables. Por supuesto no se sabrá nada hasta este próximo miércoles, cuando Steve Jobs nos ponga de nuevo a pensar diferente.

Una comunidad representa a un grupo de personas que comparten ciertas afinidades. Hoy en día, una comunidad virtual representa mucho más que esas afinidades, es la que define cómo se comporta un grupo de personas.

La investigación etnográfica permite identificar también el comportamiento de una comunidad, y le ayuda al investigador a obtener conclusiones para entender qué hace que esa comunidad tenga su propio estilo de vida.

Sin embargo, un community manager (CM – administrador de una comunidad virtual), no solamente comprende – y comprehende – el comportamiento, los gustos y necesidades de ese grupo de personas; el community manager es aquel que determina cómo se debe comportar, qué le debe gustar y qué necesita esa comunidad. Debo aclarar que me estoy refiriendo al CM que trabaja en mercadeo, y más específicamente al que vende algo, ofrece un producto y/o busca que su servicio llegue a un mercado en específico. Para las comunidades virtuales sin fines lucrativos o que simplemente busquen aglomerar a sus seguidores y/o usuarios, este post no aplica, aunque puede ser utilizado para promocionarse adecuadamente.

Quizás suene un poco a Gran Hermano o dictatorial el tener una persona con la capacidad y el poder para decidir qué quiere o qué necesita la gente. Pero, desde mi punto de vista (de nuevo, en términos de mercadeo), un CM debe venderle a su público una imagen que sea atractiva para éste y así generar fidelidad con su producto, servicio, y sobretodo con su marca.

Por supuesto, esto no puede hacerse arbitrariamente, ni mucho menos por inercia. Para poder generar ese efecto en sus clientes, un community manager debe saber cuáles son las cualidades que comparte su comunidad y cómo aplicarlas para su finalidad.

Asi que si usted quiere que sus clientes o consumidores piensen en usted primero, antes que en cualquier otra marca o producto, escúchelos, hable con ellos, sepa sus preferencias, sus necesidades, sus gustos, y por encima de todo el contexto en el que se desenvuelven.

Un CM no puede quedarse detrás de un computador, o un programa o página de internet; un CM exitoso es aquel que sale a la calle, habla con la gente y genera estrategias a partir de la retroalimentación que experimenta.

Así que pregúntese qué quiere que sus clientes/consumidores hagan o experimenten con su producto o servicio.

Muchas empresas contratan personas para manejar su Social Media y lo único que obtienen es una inmensa base de datos (la cual es útil si se aplica). La interacción con su público objetivo es nula y queda relegada a un simple mensaje con receptores inertes.

Empresas que permiten que sus usuarios experimenten, vivan y hasta sientan sus productos/servicios han tenido un éxito impredecible. Un claro ejemplo de ello es Apple, Inc., la primera empresa que le dio la posibilidad a sus clientes de utilizar sus productos y experimentar qué se siente tener un Mac, un iPod, un iPhone y ahora un iPad en la mano.

La satisfacción que producía esa sensación permitió que los aficionados a Apple crecieran en cantidades exorbitantes, y la fidelidad hacia la marca sea tan impresionante que hoy en día hay personas que sólo usan productos de esa compañía, y quienes no, reconocen los productos de Apple como los mejores en su respectivo campo. Por supuesto, Apple lo ha hecho con experimentación directa de sus productos y el Social Media pretende eso pero en una segunda etapa, después de permitir a sus usuarios interactuar con la compañía o el proveedor de los servicios.
Evalúe qué tan efectivo es usted o su empresa en el mercado virtual. Priorice las redes y plataformas que más crea convenientes de acuerdo con sus clientes y su mercado, y cree espacios de participación para sus clientes. A mayor participación, mayor satisfacción para usted y para ellos.

A %d blogueros les gusta esto: